En nuestro instituto se destaca en todas las prestaciones referentes al asesoramiento, diagnóstico y tratamiento de la mujer, el hombre o la pareja con inconvenientes reproductivos convirtiéndose en un centro de referencia en nuestro país y América Latina.

Indispensable para evaluar el mejor tratamiento a implementar

En lo posible tendrán prioridad los tratamientos que les permita a las parejas lograr el embarazo por relaciones sexuales

Si las trompas son permeables y la calidad espermática es lo suficiente buena se comienza con tratamientos de baja complejidad como lo son las inseminaciones intrauterinas con o sin ciclo estimulado de la mujer.

Cuando las inseminaciones intrauterinas no dan resultado se pasa a los tratamientos de mayor complejidad como la FECUNDACIÓN IN VITRO FIV y/o INYECCIÓN INTRACITOPLASMÁTICA DEL ESPERMATOZOIDE ICSI.

Cuando uno de los dos miembros de la pareja no produce gametos se puede recurrir a la alternativa de donación de ovocitos y/o de espermatozoides.

Cuando la mujer no posee útero puede recurrir a la subrogación de útero.

Cuando se trata de una mujer sola o de parejas de lesbianas se puede recurrir al banco de semen.

Cuando se trata de parejas de homosexuales se recurre a la donación anónima de ovocitos, los cuales se inseminan con los espermatozoides de uno de ellos o de los dos. Los embriones originados de ambos progenitores se transfieren a una gestante sustituta.

La vitrificación de ovocitos es una posibilidad de postergar la fertilidad. La misma se aconseja en las mujeres previo a recibir tratamientos de quimioterapia que puede afectar la cantidad y calidad de los ovocitos, como así también para aquellas mujeres que decidan tener a sus hijos después de los 35 años. Al respecto, cabe consignar que la criopreservación de 15 ovocitos en mujeres de menos de 35 años, predice que la posibilidad de tener a un hijo en edad más avanzada es 30%. En cambio en las mujeres por encima de los 35 años disminuye al 15% y se necesitarían alrededor de 50 ovocitos.

La criopreservación de semen también otorga la posibilidad de la paternidad diferida. La misma al igual que en las mujeres se aconseja hacerlo previo a recibir tratamientos quimioterapéuticos, los cuales pueden anular en forma permanente la producción de espermatozoides o alterar la calidad intrínseca de los mismos, como así también para aquellos varones que decidan tener hijos por encima de los 40 años, por el riesgo aumentado de descendencia con trastornos dominantes de novo .

La finalidad de la misma es minimizar la ocurrencia de trastornos genéticos en la descendencia.
Para ello se tiene en cuenta el historial médico familiar. Cuando existen antecedentes familiares de una determinada patología se pueden realizar tests dirigidos hacia la patología en cuestión.
Cuando no existen antecedentes, las parejas podrían realizar los tests de las enfermedades más frecuentes, tales como fibrosis quística, atrofia muscular espinal, fragilidad del X, distrofia muscular de Duchenne, Talasemia, como así también realizar tests más ampliados incluyendo cientos de enfermedades.

La suplementación con ácido fólico, con yodo, la buena alimentación, la vacunación contra la Rubéola y Varicela en las mujeres que no han sido expuestas, como evitar la exposición a agentes teratogénicos son medidas preventivas para minimizar la ocurrencia de nacimientos con defectos.

La finalidad del diagnóstico prenatal es saber, antes de que nazca el bebé, si va a ser afectado con la enfermedad para la cual tiene más riesgo de padecer. Existen dos tipos: el que se realiza previo al establecimiento del embarazo, conocido con el nombre de PGD y el que se realiza en los comienzos del segundo trimestre del embarazo, ya sea por punción de vellosidades coriónicas o de líquido amniótico.

Existe un tipo de diagnóstico no invasivo que se realiza en ADN fetal circulante en la sangre materna para saber si existe riesgo de embarazos con anomalías de los cromosomas.
Especialmente diseñado para la pesquisa de la trisomía 21, pero que en la actualidad se extiende a todos los cromosomas.

Especialmente para las parejas con inconvenientes para lograr el embarazo.

Conformado por personas con distintas actividades, profesiones, ideologías y creencias, pero que tienen en común la tolerancia, el respeto por las opiniones de los demás y la capacidad de diálogo para poder encontrar un punto de acuerdo mediante el debate y la deliberación sobre lo conflictos éticos que surgen con el ejercicio de la Medicina Reproductiva. Este ámbito de discusión y encuentro es un férreo guardián de los derechos de los pacientes.

 Esperamos su consulta, y a la brevedad nos estaremos poniendo en contacto con usted.

Su consulta

a la brevedad nos estaremos poniendo en contacto con usted.





Dr Roberto Coco

 

 

 

ir a la versión completa

 

Dr. Nicolás Neuspiller

• Ginecólogo especialista en reproducción, es el cofundador de Fecunditas y su director médico. Es uno de los pioneros en el campo de la fertilidad asistida en la Argentina: en 1984 trajo a la Argentina la técnica de Fertilización in Vitro y en 1985 llevó a cabo por primera vez el procedimiento, que fue coronado con el exitoso nacimiento de los mellizos Delaporte. Además de su trabajo cotidiano en el instituto, mantiene una intensa actividad académica y científica que lo pone en relación con prestigiosas instituciones nacionales e internacionales.
Nació el 27 de diciembre de 1945 en la Ciudad de Buenos Aires y egresó de la facultad de Medicina de la UBA en 1969 para luego especializarse en Ginecología, Obstetricia y Medicina Reproductiva. Obtuvo una beca en 1970 de la Ford Foundation para profundizar sus estudios en Biología de la Reproducción y fue poco después becario de la primera cátedra de Ginecología del Hospital de Clínicas. También realizó perfeccionamientos en España y Estados Unidos.


Antecedentes médicos
En el inicio de su carrera y mientras cursaba sus estudios de grado obtuvo por concurso puestos como practicante en el Hospital José M. Bosch y en el Instituto de Cirugía de Haedo. Una vez diplomado, se desempeñó en el Hospital Municipal de Pilar y en 1972 como médico becario en la primera cátedra de Ginecología del Hospital de Clínicas de la UBA. Allí se afianzó hasta convertirse en sub jefe de la sección de Esterilidad Humana, del departamento de Reproducción de la cátedra de Ginecología del Hospital de Clínicas que lo vio dar sus primeros pasos en la especialidad, para retirarse en 1983 y dedicarse definitivamente a la incipiente especialidad de la reproducción asistida.
Así fue como llegó al Centro de Estudios en Ginecología y Reproducción donde fue jefe del departamento de Fertilización in Vitro y realizó la primera experiencia del país en este campo. Allí también ejerció como jefe de Laboratorio y director del Programa de Fertilización In Vitro antes de convertirse, en 1989, en uno de los directores de Fecunditas.


Premios y distinciones
A lo largo de su extensa carrera, obtuvo numerosos premios y reconocimientos de prestigiosas instituciones vinculadas a la reproducción asistida: desde una beca otorgada por la Organización Mundial de la Salud para realizar una investigación de vanguardia al comienzo de su carrera, hasta los premios que le otorgaron la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva y la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires en 2004 y 2005.
Pero además, su intensa actividad médica y científica lo convirtió en un importante referente de la especialidad en el continente, por lo que fue varias veces convocado por prestigiosas asociaciones tales como la Sociedad Argentina de Esterilidad y Fertilidad, de la que fue presidente; la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, en la que ejerció la dirección regional, así como su participación como socio honorario de la Sociedad Brasileña de Reproducción Humana y la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, entre muchas otras organizaciones del país y del exterior que lo requirieron como asesor.


Contribuciones a la investigación científica
En la década del ’80, cuando aún no se habían desarrollado las técnicas de fertilización asistida en el país, fue director del Primer Programa de Fertilización In Vitro de Argentina. Desde entonces, junto al equipo profesional de Fecunditas, trabaja permanentemente en la investigación y desarrollo de nuevas técnicas para ofrecer a las parejas con problemas de fertilidad soluciones cada año más efectivas.
Sus aportes también se vieron reflejados en numerosos textos y artículos de los que es autor y coautor, que fueron publicados en libros y revistas nacionales e internacionales.


Docencia
Su intensa experiencia científica y de atención clínica le permitió realizar una amplia labor docente, no sólo enseñó en universidades como la UBA, sino que entrenó a profesionales de regiones de escasos recursos, como fue el caso del Programa de Formación de Recursos Humanos para Áreas Desprotegidas o el curso de Actualización para profesionales del Servicio de Ginecología del Hospital Perrando, en la provincia del Chaco.
Además disertó y fue orador invitado en numerosos simposios internacionales sobre reproducción humana, tales como el II Congreso Mundial de Bioética y congresos argentinos y latinoamericanos de Endocrinología y Ginecología Reproductiva, entre muchos otros. 

 

 

ir a la versión completa